viernes, agosto 11, 2017

DICHO ANTES DE PARTIR

Las horas más inquietas
son las de la espera...
                                        Quisiste decir y
 te salió
una sonrisa de labios sin pintar.

La que antes fui
nunca regresó...
                       Quisiste
 gritarme pero
 tu huida
disfrazada
de decisión te lo impidió.

“ No hay defensa contra el tiempo...”  
Dijiste antes de partir y
nada fue igual después,salvo por momentos
                                               por heridas
                                              por imágenes
                                              por recuerdos...

lunes, julio 24, 2017

No sé distinguir entre besos y raíces, no sé distinguir lo complicado de lo simple. Héroes del Silencio INVENTARIO DE LAS COSAS QUE NO SE



No sé decirte donde queda el Oeste ni por donde sale el Sol,no sé
andar en bicicleta
no sé manejar.

Frente a una puerta nunca se si se tira o
se empuja, no sé
quién dibujó el contorno de tu boca
no sé prestar atención a las señales de peligro ni leer un manual, no sé
hacer dinero
ni defender la derecha liberal

No sé alejarme aunque no me haga bien,no sé dejar
de recordar
dejar de esperar, nunca supe que sentías, nunca
recuerdo las fechas
no sé mirar para los dos lados antes de cruzar

No sé dejarme querer
no sé las canciones de memoria
no sé poner cara de foto en una selfie
ni huir a tiempo
ni clavarte el visto en Whatsapp

Y...no sé cuando algo ya comenzó
ni cuando
debería terminar.



viernes, julio 14, 2017

Chica/Tsunami

 Chica/Tsunami la nombré,pero
no porque que fuera
arrasando todo a su paso. Chica/Tornado
corregí y le gustó un poco más, mientras paseaba por
obra en construcción.
              Chica/obrera levanta paredes
con sus propias, limpias, manos.

Chica/Remanso quise decirle pero, Simplemente,
lo escribí en un
poema, hecho
de ladrillos y escombros que
la Chica/Ilusión supervisa
                           desde lejos, con ojos de arquitecta.

Chica/Fragilidad
muestra su rudeza y se divierte en
                              Calesita de ironías
Chica/Adulta disfruta de su niñez
inventando juegos
hasta que, como en este instante, se aburre
y esconde en
refugio
 interno,
acogedor.
Muchacha/atrincherada,decide que
                                                  por hoy..¿sólo por hoy?
no piensa salir...entonces , afuera, debido a su
ausencia,la
gente se 
           siente un poco más triste que
ayer y no logra

                                     saber porqué.

viernes, abril 14, 2017

LA REBELIÓN DE LOS BICHOS BOLITA

 El asombro mezclado con frustración se pudo ver en los ojos del nene, no podía entender porque el Bicho Bolita no respondía como siempre… ¿porqué no se hace como una pelota? ¿ Porqué sigue caminando?
No fue al único que le pasó, no respondían a lo que se esperaba de ellos, por más que se los toque ni de forma más o menos cariñosa pero invasiva, ni con un palo, u otro objeto contundente, los Bichos Bolita seguían erguidos, caminando, ajenos a todo intento de que hagan honor a su nombre.

Decidieron dejar de enroscarse en su propio dolor, de esconderse y huir para adentro.

Decidieron dejar de acatar como una orden todo contacto con su cuerpo y hacer obedientes lo que esperan de ellos.

Decidieron, pero seguramente no de un día para el otro, aunque siempre hay un día anterior al de que se toma una decisión.

Caminaron en marcha erguida. Mientras varios hombres perdieron la paciencia y lo que antes era roces sutiles  ahora pasaron a ser golpes, fuertes para amedrentar, para que quede en claro quién tenía la fuerza y el poder.

Varios quedaron en el camino.

La Noche surgió de repente y frenaron en su andar, decidieron tomar un descanso y acurrucarse para buscarse a sí mismos y no estar en soledad.


Decidieron darse un tiempo, para luego marchar con nuevas fuerzas. Se acurrucaron entonces, y así poder sentir el calor propio y el de sus compañeros, cosa que está permitida y hasta es recomendada en las rebeliones, mucho más si de Bichos Bolita se trata.

sábado, marzo 18, 2017

CITA TEXTUAL

Que la hiciera esperar en un bar no era una novedad para ella, quiso recordar algunas frases ingeniosas que había leído sobre la puntualidad, pero ninguna terminó el recorrido entre su memoria y su pensamiento, desistió de la idea y prosiguió con al espera.

El entra y ella lo recibe con una sonrisa.
Se saludan con un beso, ella contenta y algo ansiosa.
-¿Porqué tanto misterio?
-Cuan largas son las horas de la espera”·
-(El Dante). Si un poco eso,estabas muy misterioso cuando me pediste de encontrarnos acá
- Cada vez estás usando menos citas textuales,estoy preocupado por vos
- jee ahora estás citando a mi mamá?
A èl no le dieron ganas de reírse con el chiste, a ella, aunque fue quien lo hizo, tampoco le hizo gracia.

Él quiso explicarle de todas las maneras que conocía sobre la necesidad de seguir el “protocolo de comunicación e interrelaciones” pero lo único que quedó claro con su monólogo fue que no conocía muchas formas de de explicar
-es la forma de curarte de los malos entendidos del lenguaje .le expresó él
-No se trata de evitar,se trata de aceptar.No de curar,sino de atravesar”
- no conozco esa cita no está dentro del Protocolo
-(Comte Sponville)
- tenes que tener cuidado, no salgas por la más fácil ...”Aguantar es más difícil que atacar”
-esa es de Santo Tomás de Aquino, ya la sabemos de memoria
-es como si un virus te hubiese infectado,recordá que “Lo que se contagia es la enfermedad y no la salud” este es un refrán popular
-La enfermedad no impide la salud”..(Carlos Campelo)
Siguieron las citas, las comillas y los paréntesis,él intentando convencer,ella intentando conversar.
- “Algún día verás que me voy a morir amándote...” (Jamie Roos), pero esto lo tenía que hacer- El la miró sin dejar de susurrar la canción, mientras entraban del Ejercito de Control Comunicacional y se la llevaban detenida.

-El militar es una planta a la que hay que cuidar con esmero para que no dé sus frutos”.(Jacques Tati)-citó ella 
- Fin de la cita- le dijeron antes de esposarla 

martes, julio 12, 2016

Un Personaje de Ficción


Hace quince minutos que la estoy mirando, podría decir también que hace media hora o tres cuartos de hora o una hora o media vida, nunca calculo bien el tiempo mientras miro. La duración de una mirada no se mide con un reloj.

Comienzo a pensar en las miradas de las demás personas que están en el lugar, me pregunto si se fijarán en mí y si por mi manera de mirar se habrán dado cuenta de que soy un personaje, sólo un personaje de ficción que mira de forma casi obsesiva a la mujer de la otra mesa que insiste en permanecer de espaldas.

La mesera no deja de sonreírme mientras le pido un cortado, tengo ganas de preguntarle si  su risa es por un chiste que le contaron esta tarde y recién ahora entendió o es parte de su contrato el mostrar sus dientes a la clientela.
Cuando la miro el tiempo va hacia otro lado, se escapa, se retoba, se cierra atrás como equipo que quiere cuidar el resultado y no quiere avanzar. Vuelve la mesera con su insoportable sonrisa, quizás le paso algo divertidísimo en el viaje desde la barra hasta aquí.

Hace mas de quince minutos que estoy mirándola y sigue de espaldas, bebe minuciosamente y seguramente tiene la mirada perdida, como recordando o no pudiendo dejar de hacerlo... es posible que haya venido a olvidar, como yo, no es que piense que se pueda olvidar así nomás, en realidad vine a recordar bajo protesta.
Norma tenía tantas cosas parecidas a mí y yo encantado con esas coincidencias comencé a rechazar todo lo que hacía o decía sin que yo lo compartiera, le dije bien en la cara que era una egoísta, porque no pensaba solamente en mí...En sus ojos había un presagio que puede descifrar justo cuando se cumplió.
Norma vivía apurada por llegar -a donde ? - tenía mucho miedo a quedarse sola, haciendo todo lo necesario para estarlo, creo que eso fue lo primero que nos unió.

Hace más de media hora que la estoy mirando, veo formarse con su transpiración mares en su cuello; con mis ojos hago fuerza para que se de vuelta y lo único que consiguió es que todos giren sus cabezas y me miren entre sorprendidos y ofuscados mientras ella, ajena, sigue de espaldas y probablemente tratando de olvidar, como yo.

Norma tenía mucho miedo a quedarse sola aunque ese era su lugar de lucha. En sus ojos había un presagio que se cumplió.

Hace más de tres cuartos de hora que la estoy mirando y aprendí de memoria sus movimientos, que los cumple siguiendo un riguroso ciclo, si la música estuviera más baja podría escuchar el sonido de su respiración.
En el esfuerzo por olvidar recuerdo los detalles más nimios que nunca pensé que podía recordar, camperas, gestos, colectivos, caminatas y cada parte de su rostro, surcos, lunares y el recorrido de sus lágrimas cuando repetía situaciones y derrotas como si lo disfrutara.

Hace más de media vida que la estoy mirando y todavía no termine de inventar su rostro únicamente la pude imaginar pensando algo terrible y luego ver sus intentos para que eso no suceda en la realidad. Miro mi cortado y no tengo ganas de terminarlo revuelo los miedos que la gobernaban - y seguramente la siguen gobernado- a Norma y no sé si la mujer de la otra mesa está dándome la espalda o está de frente a algo que no logro entender...

Entran dos policías y piden documentos, el "por favor" con el que terminan la frase esta dicho con el tono poco amable, yo les di mi carnet de "Personaje de ficción literaria" lo miran lo dan vuelta y me lo devuelven, los personajes no somos bien vistos, hoy en el lugar de estar tratando inútilmente de olvidar tendría que estar trabajando en alguna novela, pero no está nada fácil el conseguir trabajo, tengo un proyecto de de tener un papel en una novela sobre un jugador de fútbol que fue vendido a los cinco años a Tanzania y llegó a jugar en la selección de ese país, no creo que sea un éxito pero algo es algo, igual yo no me desespero ,ni tampoco me desvivo por trabajar en el exterior; un amigo mío acepto participar en un libro de S. King, pobre no sabe que lo espera una muerte segura.

La mujer parece no tener documentación encima, los policías le dicen que los tienen que acompañar sin pensarlo salto de la silla y golpeo a una de ellos que tambalea pero no cae, el otro intenta sacar su revolver me tiro sobre el y lo desarmo, el primero me agarra por atrás del pelo y me apunta en la cabeza, desde esa posición puedo ver como su compañero se lleva a la mujer de espalda a mí, les pregunté porque no me arrestaban, con la ilusión de estar en el mismo patrullero y descubrí el presagio que seguramente escondían esos ojos; " a nadie le importa los personajes"- me contestaron los guardianes del orden.

Pago y la mesera se sigue sonriendo, algunos me dijeron que la vida les sonríe (así como la mesera) .
Salgo y no sólo no olvidé a Norma, ahora sumo recuerdos que acabo de sembrar...


Hace quince minutos que estoy esperando el colectivo, podría decir que media hora o tres cuartos de hora o media vida, nunca calculo bien el tiempo cuando espero. 

domingo, abril 03, 2016

GIRO INESPERADO EN LA INVESTIGACIÓN

Cuando el Inspector Norberto Outes se hizo cargo, la investigación del asesino serial tomó un giro sustancial, imprimiéndole una nueva visión y dinámica.

Varios testimonios y pistas, que no habían sido tenidos en cuenta antes, ahora tomaban nueva relevancia, gracias a su ya conocida actitud detallista y minuciosa

El inspector, al finalizar la primer semana ya tenía cerrada una hipótesis firme y en claro la motivación de los  homicidios.

En medio de una reflexión, solitaria y profunda y luego de su recorrida diaria por la esquinas de la ciudad; pidiendo  documentos a quienes tenían rostro de haber cometido, de estar en plena comisión o de en algún momento no muy lejano, cometer un delito; se encaminó rumbo a la comisaría.

Se producía intensa discusión en su interior, por un lado primaba su instinto de conservación y por otro lado el cumplir con el deber y, para por fin terminar con el caso,  escribir una minuciosa y detallada confesión.